Presentación

En noviembre de 1893 se produjo en el puerto de Santander, la explosión del vapor "Cabo Machichaco", en la que fallecieron más de 500 personas (Entre ellas casi la mitad de los bomberos profesionales de la ciudad), además de producirse más de 2000 heridos y numerosas pérdidas materiales, entre ellas la única bomba contra incendios que hasta la fechaba contaba Santander. Como consecuencia de esta catástrofe el 10 de octubre de 1894, se constituye el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santander, el primero de su clase en la península.

 

En 1901 su Majestad el Rey Alfonso XIII concede al Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santander el título de Real.

 

En febrero de 1941 participó durante varios días en la extinción del gran incendio que redujo a cenizas gran parte de la ciudad de Santander.

 

Actualmente, mediante convenios de colaboración suscritos con el Ayuntamiento de Santander y con el Gobierno de Cantabria, colabora con los servicios profesionales de Bomberos ante los diferentes incendios o emergencias que se puedan dar en Santander o Cantabria.

 

Así mismo, consciente de la importancia que la prevención de incendios y emergencias tiene en nuestra sociedad, el Real Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santander trabaja constantemente en divulgar y concienciar a los alumnos de colegios e institutos, a las personas mayores, y a los diferentes colectivos sociales, sobre consejos de prevención, y pautas de autoprotección ante incendios y situaciones de emergencias.